PATRICIA MEDICALYSADO

  • Blogger App Icon
  • Wix Twitter page
  • Wix Facebook page
  • Pinterest App Icon
  • Wix Google+ page
  • Instagram Classic

TRANSFORMISMO

 

Esta práctica consiste en vestir al individuo con prendas femeninas, u obligarlo a ello, utilizando el ama los métodos necesarios, podrá así transformarlo en zorra, doncella, muñeca o cualquier otro rol de mujer, que desee desempeñar.

Las sensaciones más fuertes, que experimentará el individuo serán de dominación y humillación.
A través de su vocabulario, y de sus ademanes podrá graduar la intensidad de esas sensaciones.

Para su realización dispongo de maquillajes, máscaras, pelucas, medias, vestidos, lencería, zapatos, botas, etc...

Una vez transformado en fémina, la sesión se desarrollará en base a lo que haya pedido.

ANIMALIZACIÓN

 

El ama ha de hacer creer a la persona que es un animal, demostrando que es buena domadora.

Adiestrar no es una tarea fácil, requiere de un ama habilidosa y sabia, que logre conducir a la persona, a un estado mental que le permita sentirse como un animal.
Así pues a las ordenes del ama, la persona pensará y sentirá como animal, sacará el perro, el caballo o el cerdo, que lleva en su interior.
Se comportará como un auténtico perro, comiendo y bebiendo como perro, sacando la lengua, revolcándose en el suelo, dejándose pasear con su collar.
También el ama tomará las riendas del caballo, colocándole la cincha para su paseo, dándole agua o alfalfa, encerrándolo en el establo mientras lo oye relinchar, y preparando sus genitales para la monta de alguna yegua.
Tendrá también un cerdo en la cuadra.
Con ésta práctica el individuo se sentirá dominado y humillado.

MUEBLE HUMANO

 

Convertir a alguien en mueble es todo un arte, que requiere gran habilidad y concentración, del ama que lo practica y de la persona que la padece. 
El ama le crea al sometido un estado mental ilusorio, para que se sienta ignorado, dominado y humillado. Sirviéndose de sus palabras y su cuerpo, el ama logrará aumentar o disminuir, el grado de intensidad en las sensaciones obtenidas.
Mediante la escenificación de ésta fantasía, conseguirá transformar al individuo en mesa, silla, alfombra y lámpara.

INFANTILISMO

 

Logro hacer que la persona se sienta como un bebé o un niño pequeño. Le coloco un pañal, que voy cambiando conforme lo valla ensuciando de heces u orina.

Le limpio el culito y lo empolvo bien con talco. Le doy alguna que otra cachetada cuando se porta mal.

Lo acuno, lo arropo, le doy su chupete o su biberón, también su comidita si la necesita, algún que otro juguete.

Le tomo la temperatura anal si es necesario y finalmente tomo alguna muestra de semen, para ver si el bebe va desarrollando adecuadamente.