PATRICIA MEDICALYSADO

  • Blogger App Icon
  • Wix Twitter page
  • Wix Facebook page
  • Pinterest App Icon
  • Wix Google+ page
  • Instagram Classic

DILATACIÓN ANAL Y FIST

 

Consiste en dilatar el ano del paciente poco a poco, previamente lubricado. 

Primero pruebo con un dedo haciendo un tacto rectal, para palpar la próstata y las glándulas seminales, si observo que los esfínteres dilatan bien, continúo con mis dedos, hasta meter mi puño en su ano.

Si los esfínteres no dilatan lo suficiente, comienzo el proceso de dilatación poco a poco, utilizando mis dedos o mi arnés con dildos de diferente tamaño, voy introduciendo plug anales, hasta lograr tal vez introducir mi puño, o al menos que el ano haya dilatado más que al inicio de la sesión.

Las sensaciones que obtiene el sometido, son las de dominación, humillación y un placer inmenso cuando localizo el punto prostático.

El ama aumenta o disminuye las sensaciones obtenidas en la sesión con sus manos principalmente.

ESTIMULACIÓN ANAL

 

Algunos hombres sienten mucho placer al ser penetrados sus anos, debido a que el punto de mayor placer en los hombres está en la próstata, es el llamado punto prostático.

Con la debida estimulación en la próstata, el ama logrará que el individuo obtenga un orgasmo muy intenso, o que eyacule sin orgasmo.

Las dos son prácticas muy difíciles, que no se deben tomar a la ligera, sobre todo  cuando se utilizan juguetes grandes, que pueden provocar desgarro al someter el intestino a demasiada tensión.

También se pueden provocar desmayos o sudoraciones, cuando la penetración es muy profunda y con objetos muy gruesos, ya que en determinadas posiciones pueden tocar zonas delicadas del cuerpo.

Sólo hay que saber tocar, para provocar el máximo placer sin causar daño alguno y sobretodo saber aplicar el objeto adecuado a cada persona.

Suelo comenzar con los dedos, dando un masaje en el ano, para relajar el esfínter, y así facilitar la penetración, luego sigo con mis dedos dando suaves masajes en la próstata y en las vesículas seminales, seguidamente continúo con los objetos y vibradores que considero oportunos, los tengo de todo tamaño, del más pequeño que mide 4 cm de largo por 2 de ancho, al más grande de 36 cm de largo por 8 de ancho.

Algunos hombres no sienten ningún tipo de placer anal, esto se debe a varios motivos, uno de ellos es que el ano está preparado para sacar, no para que le metan, y relajar los esfínteres y acostumbrar el ano a introducirle objetos cuesta, otro motivo es que no han dado con la persona adecuada que los sepa estimular, si alguien les ha introducido algo les ha causado un dolor desagradable, por eso su reacción es negativa. Con estas personas se puede probar, dando esos masajes externos en el ano, con un buen lubricante, con el fin de causar el máximo placer posible y una vez excitado se podrá comenzar introduciendo algún dedo, o algo que sea muy pequeño y delgado.