PATRICIA MEDICALYSADO

  • Blogger App Icon
  • Wix Twitter page
  • Wix Facebook page
  • Pinterest App Icon
  • Wix Google+ page
  • Instagram Classic

 

 FANTASÍAS 

 

La realización de las fantasías sexuales, da lugar a que tengamos una vida física y mental  más satisfactoria.

Pienso que todos tenemos fantasías, aunque unos más que otros. Para mí, ninguna fantasía es ridícula ni absurda, todas tienen su grado de complejidad y son realizables en mayor o menor medida, solo hay que ajustar la fantasía a las condiciones físicas del individuo, respetando siempre sus deseos.

FANTASÍAS INDIVIDUALES

 

Todas las fantasías sexuales, se pueden realizar en mayor o menor  medida, dependiendo de su grado de complejidad. Individualmente llevar a la práctica estas fantasías puede mejorar nuestra vida sexual, nuestro comportamiento, y nuestra actitud en general hacia los demás, ya que aunque a veces no lo reconozcamos, el sexo es de vital importancia en nuestras vidas, llegando a domeñarlas, a tal punto que si sexualmente estamos satisfechos, también lo estaremos mentalmente.

El ama es la persona encargada de hacer realidad esas fantasías, ajustándolas al individuo, después de haberlo analizado física y psicológicamente, evitando causar daño alguno, y provocando en él deseos de avanzar en ese terreno. Si se expresa de otro modo, el ama ha de ser quien potencie la imaginación del individuo, no quien la destruya.

 

 

FANTASÍAS EN PAREJA

 

Si importantes son las fantasías individuales, tanto o más lo son las fantasías en pareja, y la realización de éstas, que pueden ayudar a mejorar la vida sexual de los dos y la de la pareja.

Estas fantasías son más difíciles de llevar a cabo, porque hay que satisfacer el gusto de ambos, esto suponiendo que ambos están de acuerdo y que ambos tienen fantasías. Realizar estas fantasías, es más importante que satisfacer las propias, ya que nos ayudará a conocer mejor al otro, y seremos más respetuosos con sus gustos y tendencias que podemos compartir, realizar, u observar.

Es bueno encontrar un ama o guía que nos ayude a realizar esas fantasías, o que haga comprender a nuestra pareja, que sin esos juegos o fantasías nuestra vida sexual será incompleta e insatisfecha y repercutirá negativamente en los dos.